Comer + Beber

¿Qué define a la comida colombiana?

Por Stephanie Granada

La comida colombiana está evolucionando rápidamente a medida que los chefs llevan a emocionantes alturas culinarias la generosa abundancia de la tierra y sus sabrosas costumbres. No obstante, los colombianos son tradicionalistas de corazón, por lo que puedes contar con que los clásicos, como las arepas, los buñuelos y el ajiaco, siempre estarán presentes. Y dado que la capital atrae emigrantes de todo el país, algunas de las versiones más sabrosas se pueden encontrar en Bogotá. A continuación, cinco platos que no querrás perderte y el mejor lugar para comerlos.

Empanadas

undefined
Las empanadas aparecen en el menú donde quiera que te vayas en Colombia. Foto: Getty

Estos bocadillos crujientes de harina de maíz son un motivo de orgullo nacional, por lo que no es de extrañar que hayan surgido restaurantes totalmente dedicados a ellos. Tres que encabezan la lista de los vecinos del lugar son Empanadas el Paisa, que hace unos años pasó de ser un carrito de comida a una propiedad inmobiliaria; Empanadas de Las Buenas, donde los cocineros usan menos rellenos y más carne; y las pequeñas pero poderosas de Las Margaritas, ya centenarias.

Arepas

undefined
Una prueba de la arepa colombiana y te dejarás tu promesa de abstenerte de los carbohidratos. Foto: Getty

Puedes encontrar gente comiendo arepas, ya sea de maíz o de harina, con cualquier comida. Varían por región, desde las dulces arepas de choclo (maíz autóctono) que son populares en los Andes hasta las arepas de huevo rellenas de la costa o la variedad blanca, fina y crujiente común en los hogares de Bogotá, pero todos los estilos existen en la capital. La gente hace filas para las versiones de los carritos de comida que se encuentran en la Calle 48 y Carrera 27, donde Doña Lucía hace una arepa de choclo horneada en un horno de leña montado sobre un triciclo, y las clásicos de Don Leo, que él y su esposa preparan en casa todas las noches y cocinan en la Calle 84 y Carrera 14 cada mañana.

Ajiaco

undefined
La iconica sopa colombiana: el ajiaco. Foto: Getty

No hay nada mejor para combatir un día frío en Bogotá que un plato de ajiaco, una rica sopa de pollo y papas a la que se le da sabor con una hierba colombiana llamada guascas y se espesa con crema doble. Aunque muchos restaurantes la hacen bien, no hay dudas de quién está a la vanguardia: La Puerta Falsa. El restaurante más antiguo del país sigue siendo relevante por su compromiso con el uso de ingredientes frescos y sus recetas secretas que hacen que su ajiaco (así como otras comidas tradicionales) sea simplemente el mejor.

Parva

Este término se usa en las regiones de Antioquia y el Eje Cafetero para referirse a cualquiera de los productos horneados básicos que componen la mayoría de los desayunos (y algunos bocadillos a media mañana y por la tarde) en todo el país. Los básicos: almojábana, pandebono, pan de yuca y buñuelos; aunque similares, varían en las cantidades de queso, yuca y granos que se utilizan. Todos son sabrosos, así que no hay manera de equivocarse. La Panadería Kuty es tan codiciada por estos y más, que se ve a sus mensajeros en bicicleta entregando productos recién horneados por toda la ciudad.

Bandeja Paisa

La bandeja paisa se originó en Medellín (ampliamente considerada un rival amistoso de la capital) como una táctica de mercadeo en la década de 1960, pero se ha convertido en uno de los platos más emblemáticos de la nación. Afortunadamente, hay muchos lugares que sirven versiones legítimas en la ciudad. El abundante popurrí de frijoles, arroz, chicharrón, plátanos, aguacate, arepa y usualmente un huevo y otra carne o dos (¡sí, de verdad!) es mejor comerlo durante un brunch en un lugar como El Envigadeño o Comedorcito Paisa.

Fritanga

No hay viaje por carretera o noche de fiesta completo sin una fritanga (también conocida como picada). Es un plato centrado en la carne, apilado con pedazos de carne de cerdo y especialidades de res (imagine chorizo, chicharrón, morcilla, longaniza). En Andrés Carne de Res, nombrado y conocido por su carne de primera calidad, el combo también viene con arepa de choclo, papas criollas y tostones para absorber la grasa (y los tragos que generalmente acompañan estas reuniones).