Comer + Beber

Disfruta la mejor gastronomía con los productos de las Islas Caimán

Cuando conoces a Robert Mastronardi enseguida percibes su pasión por la innovación. A fin de cuentas su granja, Island Fresh Produce, es la única en las Islas Caimán que utiliza las técnicas modernas de cultivo hidropónico y riego por goteo. ¿No estás seguro de lo que quiere decir eso? Es sencillamente un método que ayuda a maximizar uno de los más grandes recursos de la isla: el agua.

Su objetivo es reemplazar algún día en los estantes de las tiendas de Caimán muchos de los productos importados por productos locales.

La agricultura está en la sangre de Robert. Antes de mudarse a las Islas Caimán hace unos años, trabajó en la industria agrícola en Canadá por más de 20 años. Sus padres tenían una granja en Ontario y, durante una visita a la isla hace 10 años, él vio la oportunidad de introducir una técnica de cultivo que la isla nunca había visto.

undefined
Fotos: Larissa Holowchuk (i); Laura Skec (d)

A partir de ahí surgió Island Fresh Produce. Es una granja bajo techo y al aire libre, con sede en Bodden Town y que utiliza métodos agrícolas que hacen que sea algo único.

“Usamos técnicas modernas de cultivo hidropónico y de riego por goteo con agua potable limpia, segura y esterilizada”, señala Robert. “También recogemos las aguas de escorrentía o el exceso de agua de las plantas que de otra manera se filtrarían al nivel freático como el agua de lluvia.”

Después de recolectar el agua, Robert y su equipo la procesan a través de un sistema que limpia, purifica y desinfecta el agua, por lo que puede usarse para alimentar los cultivos con cero aguas residuales.

“Muchas granjas, no solo en las Islas Caimán, sino también en el resto del mundo, no aprovechan al máximo el agua de la manera que lo hacemos nosotros”, dice Robert.

Island Fresh Produce también hace un uso único de insectos “beneficiosos” para tratar plagas de insectos depredadores usando un programa conocido como Manejo Integrado de Plagas.

“Hace unos tres meses tuvimos una plaga de cochinillas harinosas, que pueden devastar todas las cosechas si uno no se deshace de ellas”, afirma Robert. “Por lo general, se resuelve rociando pesticidas orgánicos”.

En cambio, para lidiar con esta situación en particular, Robert y su equipo importaron escarabajos dama que prácticamente han erradicado las cochinillas harinosas de los cultivos. “Es una décima parte del costo de lo que habríamos gastado en mano de obra y fumigación, sin mencionar que es mucho más inocuo y orgánico”.

undefined
Fotos: Larissa Holowchuk

Las innovadoras técnicas de cultivo de Robert han sido bien recibidas por la comunidad de las Islas Caimán y sus productos se pueden encontrar en las tiendas de comestibles y en los mercados agrícolas de la isla.

También tiene una relación estrecha con muchos de los restaurantes y hoteles de la isla. En el hotel Beach House de Marriott, uno de los principales objetivos es servir a los huéspedes alimentos cultivados a nivel local. En las reuniones llenas de energía bajo el concepto Energy Meetings que organiza el hotel, la filosofía es ofrecer un enfoque más integral a las reuniones de negocios.

La colaboración con Island Fresh Produce parecía ser la opción perfecta. El complejo se enorgullece de apoyar en las Islas Caimán el creciente movimiento de la granja a la mesa. Es una tendencia no solo adoptada por los agricultores y los que conforman la industria, sino también por los consumidores.

“Ha habido un gran impulso para el movimiento a favor de los productos de la granja a la mesa o productos locales, y los consumidores se han educado más en los últimos años. Ellos conocen los impactos ambientales de importar productos desde miles de kilómetros de distancia”, apunta Robert, quien explica que los alimentos deben hacer un largo recorrido antes de llegar a los platos de los restaurantes en la isla.

“Probablemente estarán en un camión por un par de días, luego van a un centro de distribución en Miami y finalmente por barco a Caimán. Y, dicho sin rodeos, no es tan delicioso cuando no está fresco”, afirma.

Robert da crédito no solo a Marriott, sino también a los otros restaurantes y tiendas de hoteles en la isla, por sus esfuerzos para comprar lo más local posible. A menudo sería mucho más fácil y más barato subcontratar desde el extranjero, pero cuando los hoteles de aquí pueden, eligen productos que se han cultivado en la isla.

undefined
Foto: Laura Skec

Él señala los desechos como otro subproducto negativo de la subcontratación.

“Cuando uno ve a los proveedores abrir algunos de los contenedores que vienen del exterior, hay hasta un 50% de deterioro, y en el caso de muchos de los productos que se reciben, solo tienes de 24 a 48 horas para venderlos. Si no se vende dentro de ese margen de tiempo, simplemente se desecha y eso es un desperdicio para todos”, explica Robert.

Su meta es reemplazar los productos importados en el estante de la tienda y abastecer a los proveedores de servicios de alimentación y los restaurantes de una fuente de alimentos más frescos todo el año, así como de frutas y verduras que no se echarán a perder en unos pocos días. Para lograrlo, está experimentando con el cultivo de diferentes variedades de productos.

“El problema con el cultivo de frutas en la isla es que hace demasiado calor. Aparte de los mangos y otras frutas endémicas, estamos tratando de cultivar cosas que no existen en la isla”, señala. El producto reemplazaría lo que se está importando a la isla, no lo que los productores locales ya están produciendo.

Nos encanta la ambición de Robert y esperamos que tenga éxito. Nos enorgullece ser socios de Island Fresh Produce para ofrecer a nuestros huéspedes los productos locales más frescos que estén disponibles.

Este artículo se publicó gracias a una alianza con el blog The Beach House. Lee la historia original: Keeping It Fresh with Robert Mastronardi of Island Fresh Produce por Jo Victoria Russell.