Comer + Beber

Escena de los cocteles artesanales de Ciudad de México

Para ser un país famoso a nivel mundial por sus margaritas, algunos pudieran sorprenderse al saber que el mundo de los cócteles en la ciudad de México realmente comenzó a cobrar auge en los últimos años. Los cocteleros mexicanos se han sumado a la moda que llegó del extranjero y la han hecho suya. Los licores mexicanos y las hierbas cultivadas en la localidad se impregnan de influencias prehispánicas y producen unos deliciosos cocteles muy mexicanos. Por toda la ciudad están apareciendo licorerías que van de lo clásico a lo extraordinario. A continuación, algunas de nuestras favoritas.

Limantour

Álvaro Obregón 106, Roma Norte

Clásica y elegante, Limantour es una típica licorería en el centro de la colonia Roma, un barrio muy de moda. Fue una de las primeras licorerías en su tipo en la Ciudad de México, es líder en la industria y otras licorerías todavía intentan imitarla. Algunos de los cocteleros más influyentes de la ciudad mezclan aquí inspiraciones europeas y latinoamericanas. De hecho, Limantour se encuentra en el lugar #17 en la lista de los 50 mejores bares del mundo.

Xaman

Copenhague 6, Colonia Juárez

Dirígete a este bar clandestino ubicado en un sótano y entra en un mundo que juega con el sonido, el espacio, el gusto y el olfato para crear una experiencia sensorial completa. Las creaciones cocteleras celebran la herencia mesoamericana de México y apelan a un pequeño chamanismo moderno para mezclar algunos sabores sensacionales. Recomendamos el Calabassito, un cóctel a base de mezcal servido en bambú y cubierto con romero ardiente.

Cotidiana

República de Uruguay 45E, Centro Histórico

undefined
Una visita a Cotidiana va bien con un recorrido por el cercano Palacio de Bellas Artes. Fotos cortesía de Mario Shamir

Cotidiana, más nueva en la escena, es una licorería ubicada justo en el centro histórico de la Ciudad de México. Su estilo industrial, en medio de una arquitectura de principios de la colonia que semeja el estilo de las iglesias, invoca el pasado de México en busca de inspiración. Esta licorería acude a los antepasados prehispánicos de la ciudad, así como a remedios caseros de las abuelas mexicanas para inspirar cócteles que pudieran curarte de cualquier enfermedad. Ubicada cerca del Palacio de Bellas Artes, es la opción perfecta para una copa después del espectáculo.

Baltra

Iztaccihuatl 36D, Condesa

Este bar se inspira en Charles Darwin y las Islas Galápagos. Elegante y acogedor, sus paredes están cubiertas de dibujos botánicos y de los estantes cuelgan artefactos que a los exploradores les encantaría llevar a casa. Como reconocimiento a los primeros marinos y comerciantes, incluso tienen una línea de cócteles infundidos con té Twinings. La iluminación tenue, combinada con sonidos ambientales, hacen de este un lugar relajado pero moderno para cócteles sofisticados y reuniones con amigos.

Jules Basement

Calle Julio Verne 93, Polanco

Jules Basement es un elegante bar clandestino que se anuncia a sí mismo como la antítesis de la cantina. Una fusión de diseño mexicano moderno: imagine mesas de cristal apoyadas en cráneos de diseñador y paredes en capas con iluminación de ambiente, combinado con blues y jazz, y terminado con un toque de servicio excelente. Esta licorería en Polanco, un barrio de clase alta, es una elección deliciosa.