Comer + Beber

Una guía de la mejor barbacoa de Washington

¿Es D.C. una ciudad del norte o del sur? Ese es un debate encarnizado en la capital del país y que pudiera tener respuesta en su comida sureña y restaurantes de parrillada en los vecindarios. Haz un recorrido desde Cleveland Park hasta Penn Quarter y deja que sean tus dedos remojados en salsa y tus papilas gustativas quienes tomen la decisión.

Bloomingdale: Descubre DCity Smokehouse

DCity Smokehouse comenzó como un pequeño puesto sencillo cerca de la esquina de las calles New York y Florida, ofreciendo algunos de los sabores más únicos en la ciudad cuando se trata de parrillada ahumada. Dirigido por Robert Sonderman, un reconocido maestro de la parrilla, sus carnes de alta calidad son ahumadas al estilo parrillada de Texas y se venden a precios razonables. No te pierdas sus deliciosos sándwiches como el DCity Half Smoke y el Brisket Champ, acompañados por sus famosos pepinillos encurtidos hechos en casa. Puedes comer sus suculentas carnes ahumadas junto con cocteles artesanales hechos por expertos en la vecina taberna Wicked Bloom.

Qué hacer después de comer: A unos 3 kilómetros, en la Universidad Católica de los Estados Unidos, encontrarás la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción, la iglesia católica más grande de Norteamérica. Admira su arquitectura y mobiliario de estilo bizantino-románico, así como su robusta colección de arte sacro. Si tienes ganas de confesarte, la iglesia ofrece seis misas y cinco horarios de confesión los 365 días del año.

Columbia Heights: Visita Kangaroo Boxing Club

Busca una puerta roja con un letrero azul y llegarás al lugar correcto. Kangaroo Boxing Club Club fue construido a partir de un cuento de borrachos en la universidad sobre un hombre que decía que podía vencer a un canguro en un combate de boxeo. Lamentablemente, nunca sabremos la verdad de esta historia, pero sí sabemos que Kangaroo Boxing Club sirve manjares exquisitos como tocino caramelizado y los Cuatro jinetes del Apocalipsis, una hamburguesa hecha de cerdo, jamón y tocino, y cubierta con huevo frito, tomate y sirope de arce. Ya sea que vayas al brunch, happy hour o a cenar, te prometemos que Kangaroo Boxing Club no te defraudará.

Qué hacer después de comer: Para bajar las calorías de la parrillada en D.C., visita el Smithsonian National Zoo. La entrada es gratuita y podrás ver muy de cerca a los famosos pandas gigantes del zoológico. El zoológico está abierto 364 días al año, por lo que es probable que esté abierto cuando te encuentres en la ciudad. Está a unos 2.5 kilómetros del restaurante.

Hay muchos otros lugares de parrillada que puedes degustar. ¡Explora la ciudad y cuéntanos cuáles son tus favoritos!