Comer + Beber

El mixólogo Will Lee nos habla sobre la amplia escena coctelera de Detroit

Will Lee nunca pretendió convertirse en el mixólogo más conocido de Detroit, solo sucedió. Empezó como barman a los 19 años para sostener sus estudios de arte y se enamoró de este trabajo.

Después de graduarse, se dio cuenta de que el trabajo de escritorio no era para él y empezó a participar en competencias nacionales de preparación de cócteles. Siete años más tarde, se ha creado una sólida reputación, mezclando cócteles creativos en algunos de los mejores bares de cócteles y restaurantes de la ciudad, entre ellos Selden Standard, Standby, Wright and Co., y ahora el nuevo y concurrido restaurante Grey Ghost.

Lee platicó con nosotros sobre su programa de cócteles en el Grey Ghost y el por qué nunca debes subestimar a un desvalido como Detroit.

Platícanos del programa de cócteles en Grey Ghost.

Trato de que haya variedad. Divido el menú en cócteles agitados (ligeros y refrescantes) y revueltos; con alcohol (enfocados en la bebida espirituosa y ricos); y draft, cuatro cócteles en el sifón. Trato de usar todas las bebidas espirituosas en cada categoría, así puedo atraer a todo el que viene.

En cuanto al sabor, me baso mucho en lo que los chefs están preparando. Acostumbro caminar mucho por el mercado [Eastern Market]. Aprendí a hacer cócteles combinando sabores, conozco mucha gente que aprende desarrollando los cócteles clásicos, pero yo enseño a mi personal a enfocarse en los sabores, así no te quedas atrapado en la receta de siempre. Te da más libertad de pensamiento.

grey ghost
(Foto: Getty Images)

Me gusta combinar sabores raros, el menú incluye actualmente una bebida que combina ajonjolí, pimienta negra y alcaparras. Todo mundo sabe que estos sabores se usan individualmente, pero se trata de una combinación que no pruebas con frecuencia.

También le doy mucha importancia a lo visual, adornos, cristalería y presentación. Cuando te dedicas a esto, debes tener la capacidad de motivar todos los sentidos para tener éxito. La vista, el olfato, el gusto y la sensación que te provoca, son elementos con los que debes jugar.

¿Qué cóctel debería pedir un visitante de Grey
Ghost?

Siempre pregunto al cliente qué tipo de bebida le gusta. En lo personal, soy un gran aficionado del cóctel Strange Cloud; se trata de una variedad de whisky irlandés servido en un vaso antiguo, con jarabe de arce que se ahumó durante 48 horas, sal de mar ahumada, nueces amargas de la casa y un poco de whisky escocés con turba.

Capas de sabores ahumados (mezquite, nogal americano, tierra), todas provenientes del mismo cóctel: huele a una cosa, pero sabe a otra completamente diferente. Me encanta sorprender al visitante.

Preparas muchas cosas en el bar, como tónicas, colas, y amargos. ¿Que le agrega esto al programa de cócteles?

Hace una gran diferencia. Me intriga, me gusta conocer los procesos. Muchas de las cosas que se ofrecen tienen sabores artificiales. Me gusta saber lo que le pongo a mi bebida y controlarlo si deseo que resalte más cierto sabor; puedo ajustar eso en lo que estoy preparando.

grey ghost
(Foto: Getty Images)

¿Cómo describirás la escena de los cócteles en Detroit?

Súper dinámica, hay mucha energía y entusiasmo detrás de ella. Más visitantes empiezan a escuchar sobre nuestros cócteles y empezamos a crearnos una reputación. Mucha gente de aquí está compitiendo a nivel nacional, lo que hace que a la ciudad se le conozca más por los cócteles y por lo que hacemos.

Siempre he querido formar parte de las personas que están ayudando a Detroit a recuperarse, sin importar lo que haga, es realmente genial ser parte de eso en este momento.

Cuando dices “Detroit”, la gente siempre tiene una idea negativa de ella, como cuando la mencionan en las noticas, por ejemplo; sin embargo, cuando estás aquí, no se siente negativa en absoluto. La industria apoya mucho; nos animamos unos a otros.

Vamos en la dirección correcta, pero todavía falta mucho por hacer.

A medida que la escena va evolucionando, cómo ves a Detroit en unos años más?

La veo mejorando continuamente, un sitio en el que eventualmente empezaremos a crear tendencias. Vamos a atraer más talento a este mercado, lo necesitamos. Mira: ahí viene Detroit. La gente siempre subestima la ciudad de Detroit, pero hay mucho talento en ella, y estamos a punto de hacerlo salir, no podemos esperar. Me encanta ser el desvalido, me hace trabajar más duro.