Consejos + Tendencias

Descubre el arte, comida y naturaleza en este viaje por carretera a Florida

El estado del sol brillante te está esperando. Y este viaje por carretera entre varias ciudades de Florida te ayudará a descubrir todo lo que este estado ofrece mientras te lleva desde Tampa hasta St. Augustine, con dos destinos maravillosos entre ambos puntos.

En total, el viaje te tomará alrededor de cinco horas, pero te recomendamos distribuirlo en varios días para que puedas empaparse de la cultura, la historia, la naturaleza y la comida en cada una de las paradas.

Parada 1: Tampa

undefined
Ribera del río (“Riverwalk”) de Tampa (Foto: Rafael Tongol)

Camina por el paseo de 3,8 kilómetros por la ribera del río; y quizás puedas detenerte en el parque Curtis B. Hixon y disfrutar de uno de sus frecuentes festivales o eventos, entre los que se incluyen clases gratuitas de yoga todos los domingos. Luego, edúcate en un excelente centro como el Museo de Arte, un moderno edificio con fantásticas vistas del río, un café con cosas ricas y una entretenida selección de exposiciones que se rotan.

Otra opción es parar en el museo Henry B. Plant, ubicado en el antiguo Tampa Bay Hotel y que, además, es la sede de la Universidad de Tampa. Su lujoso mobiliario y exposiciones, que se concentran en la historia del hotel y los inicios de la industria turística de Florida, le remontarán a las últimas décadas del siglo XIX.

Mientras te encuentre allí, aprovecha para cenar en Mise en Place, un favorito de alto nivel donde disfrutar de platos típicos estadounidenses con un giro innovador, como un costillar de cordero con costra de nueces pecanas cubiertas de melaza.

Parada 2: St. Petersburg

Distancia desde Tampa: 40 kilómetros

Tiempo en auto desde Tampa: 35 minutos

St. Pete (como lo llaman sus habitantes) es el primo buena onda de Tampa.

Tu primera parada debe ser el icónico Museo Dalí, donde se encuentra la mayor colección de obras de Salvador Dalí fuera de Europa. Luego puedes pasear por las encantadoras tiendas y observar los gigantescos murales a lo largo de la bulliciosa Central Avenue antes de llegar a Chihuly Collection para ver algo del increíble trabajo en vidrio del artista. (Si deseas ver demostraciones en vivo de elaboración de vidrio soplado, pasa por Hot Shop en el Morean Art Center, que queda justo al otro lado de la calle).

En cuanto a la comida, explora la gran variedad de ofertas deliciosas en el centro: Bodega, donde encontrarás sándwiches y platos cubanos informales, Z Grille, que ofrece platos estadounidenses modernos como costillas marinadas en Dr. Pepper, o Annata, un moderno bar de vinos de inspiración italiana que acompaña cada copa de vino con una deliciosa selección de fiambres y embutidos.

undefined
Disfruta comer algo en Z Grille. (Foto: cortesía de Brand USA).

Para terminar tu noche, disfruta de un concierto en Jannus Live, un auditorio al aire libre con mucho ritmo, rodeado de bares y discotecas, en el corazón de la ciudad. Si deseas disfrutar de una experiencia más sofisticada, dirígete hacia Beach Drive y toma unos tragos en la azotea de The Canopy, donde podrás relajarte en una tumbona y disfrutar la vista de la bahía. Prueba el “cherry birch bramble”, preparado con puré de cerezas negras frescas.

Parada 3: Crystal River

Distancia desde St. Petersburg: 151 kilómetros

Tiempo en auto desde St. Petersburg: 1 hora y media

¿Has soñado nadar con manatíes alguna vez antes de morir? Deberías.

En este manantial natural puedes nadar con los manatíes salvajes que allí se reúnen durante los meses de invierno. Para entrar al agua debes participar de un recorrido guiado de los que ofrecen empresas tales como River Ventures. Si prefieres no mojarte, puedes ir en kayak. De cualquier manera, estar cerca de estos gigantes adorables es una experiencia mágica.

Cuando hayas terminado con las vacas marinas, vaya a cenar a Dan’s Clam Stand, uno de los sitios favoritos para comer frituras de mariscos. O sino vaya al centro para comer en Vintage on 5th, un romántico restaurante en una cabaña donde antiguamente funcionaba una iglesia. En el menú encontrarás clásicos estadounidenses como mero y camarones con sémola de maíz.

Parada 4: St. Augustine

Distancia desde Crystal River: 200 kilómetros

Tiempo en auto desde Crystal River: 2 horas y media

undefined
Castillo San Marco (Foto: Alamy)

Haz un recorrido a pie o en carro tirado por caballos para absorber un poco de la ciudad más antigua de la rica historia de Estados Unidos. Asegúrate de hacer una parada en el Castillo de San Marcos, un icónico edificio español del siglo XVII que es además la fortificación de mampostería más antigua de EE. UU. Continúa ]tu paseo histórico por Flagler College, que se encuentra en lo que antes fuera el Hotel Ponce de León –del siglo XVIII– colmado de palmeras, fuentes y edificios muy adornados. (¡Incluso hay quienes lo llaman el Hogwarts de Florida!).

A continuación, es hora de disfrutar de lo mejor de St. Augustine: comida y bebida. Comienza por tomar unos cócteles excepcionales en el acogedor Odd Birds Bar: prueba el “Toco Toucan”, preparado con ginebra de St. Augustine, jugo de lima, sirope simple, licor de banana y amargo de Angostura. Continúa el recorrido con una cena digna del derroche en Collage o en Michael’s Tasting Room; ambos restaurantes ofrecen platos creativos y deliciosos, como el lomo de cerdo envuelto en prosciutto con salsa de crema de salvia, en Collage, y el pollo con huesos realzado con perlas de cuscús y salsa de pimiento poblano en Tasting Room.

Este artículo fue publicado a través de una asociación con Visit the USA para inspirar a los turistas a explorar las infinitas posibilidades que ofrece EE. UU.