Consejos + Tendencias

Tours en Monterrey: Explora Santiago con tu familia

Hay cinco pueblos mágicos cerca de Monterrey, la capital de Nuevo León. Uno de los más cercanos es Santiago, que se encuentra a solo 40 minutos de la ciudad. Santiago es la opción perfecta para un día en familia, ya que ofrece de todo: aventura al aire libre, buena comida y cultura interesante.

Un viaje a Santiago debe comenzar con una visita a la impresionante cascada Cola de Caballo. Camina por las corrientes de agua y caídas más pequeñas hasta llegar a la atracción principal, una cascada de 25 metros de altura que tiene la forma de una cola de caballo. La cascada cae con un poder impresionante.

Cascada
La famosa Cola de Caballo. (Foto: Getty Images)

La cascada se encuentra dentro del Parque Nacional Cumbres de Monterrey. Fundado en 1939 por Lázaro Cardenas, el entonces presidente de México, se hace una escapada bien bonita de la ciudad grande. A pocos pasos del estacionamiento, hay impresionantes vistas de los cañones de la Sierra Madre Oriental. Los aventureros pueden saltar en bungee o ir a rapel por los acantilados o dentro de las muchas cuevas que hay. Las familias pueden pasear a caballo por la zona, explorando la rica flora y fauna en el terreno accidentado si desean una aventura más relajada.

Toda esa aventura despertará el apetito, así que es hora de ir al pueblo a almorzar en Las Palomas de Santiago. Este es el lugar perfecto para degustar la cocina regional de Nuevo León. El Cabrito y sus carnes a la parrilla son un favorito. Después de la comida, ve a echar un ojo a los hermosos jardines.

Asegúrate de guardar un espacio para comer el postre en La Casa de la Abuela que se encuentra a unos pasos de Las Palomas. Puedes encontrar una selección increíble de pasteles y pan dulce de México en esta pastelería tradicional. Las empanadas de cajeta son inolvidables. Seguro vas a querer comprar algunas para el día después.

Museo
Vale la pena visitar El Museo de la Historia de Santiago. (Foto: Susannah Rigg)

Ya con el apetito saciado, es hora de dar un paseo por el Museo de la Historia de Santiago, que le explica un poco sobre el pueblo que fue fundada en 1645 por Don Diego Rodríguez de Montemayor. El museo también le dará información sobre el pueblo indígena, Cuarisezapa, que se encuentra aquí y data antes de la llegada de los españoles. Mientras estés en el museo, asegúrate de echarle un vistazo a los pisos originales de talavera.

Al salir del museo, puedes caminar hasta la iglesia. Construido en 1775, la Parroquia de Santiago Apóstol tiene un estilo barroco neoclásico. El interior es simple con algunos frescos interesantes en las paredes.

Luego, toma la caminata al lado de la iglesia para encontrar el mirador con vistas de las montañas y el cielo azul.

De regreso, es el momento perfecto para disfrutar de un helado de Dulce Deseo y ir a la plaza central, que se llama Plaza Ocampo, para sentarte con la gente local y ves pasar la vida.

Observa cómo las familias disfrutan de su tiempo juntas, escucha música en vivo o el sonido de los pájaros que salen al atardecer, hasta que estén listos de tomar el sencillo viaje de regreso a Monterrey para soñar con las empanadas de cajeta y tu proximo viaje a México.