Consejos + Tendencias

Encuentros cercanos con el Reino Animal: Dónde acercarte a los animales en Costa Rica

Costa Rica es un pequeño país que ocupa tan solo un tercio del uno por ciento de la masa continental del planeta. Lo que al país le falta en territorio, lo tiene en biodiversidad. La ubicación geográfica de Costa Rica, entre América del Norte y América del Sur, sus amplias costas tanto en el Océano Pacífico como en el Mar Caribe y sus cinco cordilleras de montañas, contribuyen a crear 12 zonas climáticas que albergan el 5% de las especies de plantas y animales del planeta. Costa Rica se toma muy en serio la protección de su vida silvestre y ha destinado 25% de la superficie del país a parques nacionales y reservas.

Ya sea que estás buscando una rana arborícola de ojos rojos, un perezoso de tres dedos, una tortuga marina verde en peligro de extinción, el mono capuchino de cara blanca o un resplandeciente quetzal, hay un encuentro con los animales esperándole en Costa Rica. Estos son los mejores lugares del país en los que puedes acercar a los animales y tener un encuentro personal con ellos:

Parque Nacional del Corcovado

undefined
Los encuentros con los animales en Costa Rica son inolvidables. (Foto: Getty)

 

El Parque Nacional del Corcovado, en la Península Osa, es el parque nacional más grande de Costa Rica y se considera la región de su tamaño con la mayor diversidad en el mundo. Corcovado es el hogar de seis especies de felinos en Costa Rica (incluyendo el jaguar), de las cuatro especies de mono (incluyendo el saimirí de espalda roja, especie en peligro de extinción) e incontables especies de ranas, pájaros e insectos. También puedes buscar Tapires de Baird, águilas arpías, guacamayas escarlata y tayasuidos de labios blancos.

Parque Nacional de Tortuguero

El Parque Nacional de Tortuguero, en la costa del Caribe, tiene una superficie de 77 acres y solo es posible llegar a él por avión o barco. El parque cuenta con 20 millas de costas, lo que proporciona a las tortugas marinas un sitio protegido para desovar. Tortugas marinas verdes, tortugas de carey y tortugas baula (también conocidas como tortugas laúd) anidan en sus playas todo el año (dependiendo de la especie) y los visitantes pueden verlas cuando ponen sus huevos después del anochecer. Si tienes suerte, también puedes presenciar la incubación y vitorear a esos bebés tortuga mientras luchan por llegar al océano.

Parque Nacional Los Quetzales

undefined
¿Te encanta los pájaros? La biodiversidad de ellos es increíble en Costa Rica. (Foto: Getty)

 

Tu mejor oportunidad para ver el resplandeciente quetzal se la ofrece el Parque Nacional de los Quetzales, en el nuboso bosque de las Montañas Talamanca. La mejor temporada para ver estas aves de plumaje esmeralda es de febrero a mayo, cuando la temporada de cría coincide con la aparición del aguacate silvestre, uno de los alimentos favoritos del quetzal. El Parque Nacional de los Quetzales es un buen sitio para el avistamiento de aves en general, por tanto, traiga tu lista de aves y prepárate para ver trogones, tangarás y colibríes también.

Parque Nacional Manuel Antonio

El Parque Nacional Manuel Antonio es el parque más pequeño de Costa Rica (tan solo tres millas cuadradas) pero también uno de los más populares entre los turistas y las personas de la localidad. Es el hogar de cientos de especies diferentes de mamíferos y aves,incluyendo perezosos, monos e iguanas, coatí de nariz blanca, tucanes y barranqueros (fíjate en las plumas de la cola de estos últimos). Y no olvidemos las ranas, las serpientes y los murciélagos.

Reserva Biológica del Bosque Nuboso de Monteverde

Otro hábitat natural del históricamente reverenciado e impresionante quetzal, un ave que las civilizaciones maya y azteca consideraban sagrado, es la Reserva Biológica del Bosque Nuboso de Monteverde en las tierras centrales altas. La reserva alberga cientos de especies de aves, por lo que si el quetzal no te deja ver durante el día de tu visita, hay una gran cantidad de otras aves que puedes observar. La reserva Monteverde es también conocida por haber sido el hogar (¿o lo es todavía?) del ahora extinto sapo dorado.

Parque Nacional Marino Ballena

undefined
Las ballenas hacen su migración a Costa Rica cada año. (Foto: Getty)

 

Costa Rica es el lugar donde las ballenas jorobadas residen durante más meses que en cualquier otro lugar del mundo. Las ballenas jorobadas migran cada año para aparearse y tener a sus crías en este parque marino en la costa del Pacífico sur de Costa Rica. El Parque Nacional Marino Ballena es uno de los hábitats marinos con más diversidad biológica en Costa Rica y, además de las ballenas jorobadas, podrás ver iguanas marinas, delfines y tortugas golfina y carey. Otra gran característica de este parque es que ayuda a darle forma a la maravilla natural, la Cola de Ballena de Uvita. La forma de la costa semeja una cola de ballena, exactamente donde las ballenas (y sus colas) migran.