Cultura + Estilo

Explora la cultura de Curazao y vive la Isla como un local

¿Necesitas una receta para hacer Curazao desde cero? Toma una generosa porción de arquitectura colonial holandesa, añade algunas tazas de rica cultura africana, unas pizcas de especias españolas y portuguesas, y después mezcla bien todos los ingredientes. Por último, sirve la sustanciosa mezcla en una maravillosa cama de belleza tropical caribeña.

Esto puede sonar como una simplificación excesiva para referirse a una isla de más de 500 años de colonización (fue descubierta en 1499 por Alonso de Ojeda, uno de los lugartenientes de Cristóbal Colón). Pero las más de 50 nacionalidades representadas en una población de aproximadamente 150 000 personas hacen que Curazao sea un verdadero revoltijo de influencias culturales.

Gastronomía y vida nocturna

undefined
El coctél icónico de la isla. Foto: iStock

Los sibaritas no dejarán de tomar fotos y subir sus reseñas a Yelp después de probar la diversidad de la gastronomía de Curazao, que combina un amplio rango de influencias europeas, caribeñas, latinoamericanas y del Asia Oriental, particularmente de Indonesia, otra antigua colonia holandesa.

Aquellos que prefieran alimentos sencillos y sin adornos como pan, queso y mariscos encontrarán mucho que comer. El plato nacional oficioso del país, keshi yena, es una exquisita entrada de queso Edam relleno con una mezcla de pollo desmenuzado, tomate, aceituna, cebolla, huevo, pasas, alcaparras y especias. Los comensales más aventureros querrán probar opciones más exóticas tales como la Yuana (iguana guisada, que se parece mucho al pollo) y el Kabritu (cabra guisada).

undefined
Prueba tu suerte en el casino. Foto: Marriott International

Después de cenar, toda la gente con ganas de fiesta se dirige a los casinos, como el Renaissance Curaçao Resort & Casino, a probar suerte en el blackjack, el póker y otros juegos de mesa o con las máquinas tragamonedas con la esperanza de hacer que sus vacaciones sean algo más memorables. Mientras estés ahí, prueba el Curazao, el licor local conocido por su característico color azul. Se elabora con aceite esencial extraído de las cáscaras secas de naranjas salvajes de Valencia, que fueron llevadas a la isla por los españoles hace unos 500 años.

Deportes y aventuras

El béisbol es el deporte que reúne más espectadores en Curazao. De hecho, algunas estrellas de las grandes ligas crecieron en la isla. Además, el equipo de Willemstad es un eterno competidor de la Serie Mundial de Pequeñas Ligas.

Pero si bien el diamante del campo de béisbol seduce a las multitudes exaltadas, los deportes que atraen más visitantes a la isla indudablemente se practican en el agua. Los lectores de la revista Scuba Diving Magazine votaron a Curazao como el mejor lugar donde practicar esnórquel y buceo de costa y el que posee la mejor vida marina. La isla ofrece 65 lugares distintos para practicar esnórquel y buceo, incluidos los famosos mundialmente Tugboat, Blue Room y Mushroom Forest, una jungla submarina de coral estrella con forma de seta de tres metros de alto.

undefined
Explora el mundo debajo del agua. Foto: Curacao

Sus playas son igualmente legendarias. La costa sur tiene franjas de postal que van desde las íntimas Playa Jeremi y Playa Lagun hasta destinos con todos los servicios como Cas Abao y Kontiki, donde abundan las actividades recreativas y excelentes comodidades. Si bien los amantes de la aventura encontrarán aquí mucho que hacer, Curazao resulta igual de atractiva para los adoradores del sol cuya idea de diversión supone poco más que una tumbona cómoda y una bebida tropical fría.

Compras

Willemstad es una ciudad portuaria, por lo que no es ninguna sorpresa que los adictos a las compras encuentren aquí su tipo de paraíso particular. Punda es el principal distrito comercial de la ciudad; los autos están prohibidos y los peatones pueden vagar libremente por las pintorescas calles con edificios señoriales y una variedad de tiendas que ofrecen de todo: desde porcelana china y ropa indonesia hasta cuero italiano y productos electrónicos japoneses. No dejes de visitar el colorido Mercado Flotante, donde agricultores y pescadores de Venezuela atracan sus botes cada mañana para vender frutas tropicales, verduras y mariscos frescos a buen precio.

Hay varios centros comerciales bonitos a las afueras de Willemstand, como el Bloempot Shopping Center, las Galerías Saliña, el Promenade Shopping Center y el Zuikertuin Mall. La zona franca del puerto es probablemente la más grande del Caribe y ofrece 23 hectáreas cerradas de compras sin impuestos. Recuerda que todos los productos que compres allí deben ser enviados directamente a tu hogar o transferidos a tu barco o avión.

El Mercado Viejo, conocido como Marsche Bieuw, es un favorito de los lugareños con sus chefs que ofrecen los sabores auténticos de gastronomías de todo el mundo, por lo que es el lugar ideal para relajarse después de un largo día de compras.