Cultura + Estilo

Increíbles excursiones de un día a National Mall en Washington

No hay duda de que un viaje a Washington D.C. puede satisfacer tu necesidad de historia y cultura. Pero si lo planificas bien, también puede incluir una dosis saludable de cosas extravagantes, extrañas y realmente inusuales. Desde barcos fantasmas que surgen del río Potomac y dinosaurios de tamaño real hasta equipo médico de la Guerra Civil y las maquetas más extrañas que haya visto de la Guerra Civil, no puedes dejar de perderte en el aspecto más desconocido del National Mall. Bienvenido al lado extravagante de Washington.

Parque de atracciones The Enchanted Forest en Clark’s Elioak Farm

Originalmente un parque temático de cuento de hadas que competía con Disneyland, The Enchanted Forest tiene actualmente más de 100 atracciones recientemente renovadas. Aunque ya no volverá a competir con el Reino Mágico (perdió todas sus esperanzas a principios de la década de 1990), todavía ofrece un día mágicamente extraño entre atracciones favoritas como el carruaje con forma de calabaza de Cenicienta, la casa con forma de bota Old Woman’s Shoe y la cabaña de los tres ositos.

Museo de farmacia Stabler-Leadbeater

undefined
Este museo es como una maquina de tiempo. Foto: Alamy

¿Qué tipo de medicinas tomaban las personas como Martha Washington, Nelly Custis y Robert E. Lee? Lee detenidamente los diarios y registros de la antigua farmacia familiar Stabler and Leadbeater para descubrirlo. Entrar en esta farmacia convertida en museo es como hacer un viaje al pasado. El edificio se ha conservado tal como estaba cuando cerró en 1933, después de más de un siglo de funcionamiento. Todo, hasta el contenido de los frascos de medicinas, se ha dejado tal como estaba, lo que hará las delicias de los fanáticos de la serie de televisión “Mercy Street” de PBS y de los interesados en la Guerra Civil por igual.

Museo de maquetas de la Guerra Civil

¿Prefieres tu historia de la Guerra Civil con menos medicinas y más batallas? Ambientado en lo que fue anteriormente un orfanato para hijos de los soldados de la Guerra Civil, el Civil War Diorama Museum ofrece representaciones históricamente exactas de las principales batallas de la guerra. Bueno, históricamente exactas excepto por un pequeño detalle: cada uno de los soldados (y hay más de 3000) es el modelo en arcilla de un gato. Recibe tu lección de historia con una perspectiva felina.

Tierra de dinosaurios

undefined
Dinosaurland: Perfecto para selfies prehistoricos. Foto: Alamy

La exposición de dinosaurios en el Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsoniano está cerrada por renovaciones hasta el año 2019. Pero eso no significa que tu visita a D.C. debe estar totalmente desprovista del elemento prehistórico. Más de 50 dinosaurios gigantes te esperan en Dinosaur Land, aproximadamente a una hora y media en automóvil desde el centro de D.C. Estos enormes dinosaurios en fibra de vidrio (además de un King Kong y un tiburón gigante) no están animados, ni se iluminan ni interactúan. Pero eso no deberá impedirte simular que estás en un Parque Jurásico real y te persigue un Velociraptor hambriento.

La flota fantasma de Mallows Bay

El parque Mallows Bay en Charles (Maryland) ofrece un alivio escénico del ajetreo de D.C., con kayak, caminatas y pesca. También puedes ir a ver el cementerio de barcos más grande del hemisferio norte. Conocido como la flota fantasma de la Primera Guerra Mundial, los barcos iban a ser parte de una flota de emergencia ordenada por el presidente Woodrow Wilson. Pero antes de que llegara su día de batalla, la guerra terminó y los barcos nunca zarparon.

Durante las décadas posteriores, la naturaleza se apropió de ellos y transformó los barcos olvidados en islas y arrecifes que son el hogar de peces, tortugas y águilas pescadoras. Conduzca una hora al sur del Distrito para encontrar este escenario perfecto para un día surrealista, o ligeramente espeluznante.