Cultura + Estilo

Ve detrás del escenario de los icónicos teatros de Hollywood Boulevard de Los Ángeles

Vive la experiencia del oropel, el glamour y la grandeza del Viejo Hollywood en un recorrido que te llevará por Hollywood Boulevard a visitar los tres teatros icónicos de Los Ángeles. Construidos durante los años 20 por dos visionarios, Charles E. Toberman y Sid Grauman, estos teatros temáticos siguen deslumbrando a quienes visitan Hollywood con sus fachadas impresionantes, sus adornados interiores y sus historias tachonadas de estrellas. Tras haber sido restaurados para recuperar su grandeza original y equipados con lo más avanzado en tecnología cinematográfica, los teatros ofrecen un interesante vistazo al pasado y al presente de Hollywood.

Sigue las huellas de las estrellas en el TCL Chinese Theatre

La imponente y adornada fachada de inspiración china que marca la entrada al TCL Chinese Theatre es un lugar que bien vale la pena visitar. Pero antes de entrar al histórico cine, haz una pausa, ante ti se encuentra la Explanada de las Estrellas, sin duda el paseo de concreto más famoso del mundo. Desde los años veinte, las celebridades han puesto las huellas de sus manos, de sus pies y sus firmas en estos históricos bloques de concreto. .

TCL Chinese Theatre.

Intenta llenar los zapatos de Bob Hope, o párate sobre las huellas de las pezuñas de Trigger, el caballo de Roy Rogers. Los admiradores de Harry Potter pueden tomarse selfies junto a las firmas de Daniel Radcliffe y Emma Watson.

Una vez que hayas terminado de ver la explanada, al entrar al teatro pasarás debajo del dragón tallado en piedra y entre las dos estatuas de los Perros Celestiales, importados de China. El interior del teatro se distingue por sus butacas de felpa roja y suntuosos detalles, y la pantalla IMAX de última generación te sumergirá en apasionantes aventuras en 3D.

Más conocido por su nombre original, Teatro Chino de Grauman, este cine fue alguna vez el escenario de estrenos de películas que hicieron historia, como el lanzamiento en 1977 de “La Guerra de las Galaxias” de George Lucas. Actualmente sigue el siendo el lugar preferido para estrenar las grandes superproducciones de Hollywood.

Disfruta de la elegancia y el arte del Teatro Egipcio de Hollywood

El descubrimiento, en 1922, de la tumba del Rey Tut desató un frenesí alrededor del mundo por la decoración y los objetos egipcios, y Hollywood no fue inmune a esta moda. Esta obsesión inspiró el diseño del Egyptian Theatre de Grauman. Antes de entrar, encontrarás unas majestuosas palmeras que se inclinan sobre las columnas de la entrada. Dentro del teatro, las paredes están adornadas con pinturas de estilo egipcio y jeroglíficos, y una estatua de la esfinge hace guardia en el lobby. No olvides mirar hacia arriba, el techo del auditorio está decorado con un escarabajo. El aspecto más importante que le da su fama histórica al Teatro Egipcio, es que en él se llevó a cabo en octubre de 1922, el primer estreno del cine de Hollywood, “Robin Hood”. La Filmoteca americana adquirió y restauró el teatro en 1998, y agregó una segunda pantalla. Actualmente, el Teatro Egipcio ofrece una serie de películas clásicas y contemporáneas y así mismo sirve de sede a festivales y series. Directores como Werner Herzog son conocidos por presentar sus películas aquí, donde además los actores llevan a cabo sesiones de preguntas y respuestas.

No te pierdas la última película Walt Disney Flick en El Capitán

Con su deslumbrante fachada estilo colonial español y su decoración estilo hindú oriental, el Teatro El Capitán conserva el glamour del viejo Hollywood. Ahora propiedad de una subsidiaria de Walt Disney Studios Motion Pictures, en este teatro se llevan a cabo la mayoría de los estrenos de las películas de Walt Disney Studios.

El Capitan Theatre.

Incluso si tu viaje no coincide con un estreno, el rico legado de este teatro y sus exhibiciones hacen de él un sitio que no te puedes perder cuando visitas Hollywood. Si vas a ver una película, trata de llegar temprano y visita el museo que se encuentra en el sótano. Encontrarás una exposición de disfraces y accesorios, y es frecuente que exhiban los de la película que se está presentando.

Antes de que empiece tu película, sube al lobby para escuchar música ejecutada por un histórico órgano Wurlitzer. Este instrumento restaurado data de los años veinte y cuenta con más de 2.500 pipas.

Vale la pena gastar un poco más y comprar unos boletos VIP (que incluyen palomitas y una bebida embotellada) para las películas de Disney y Pixar que se exhiben regularmente. Consejo: el balcón ofrece una vista excepcional, pero si eres alto, tal vez te convenga sentarte al lado de un pasillo porque esas butacas no tienen mucho espacio para las piernas.