Comer + Beber

Los mejores bares de Lima

Lima tiene fama por su escena gastronómica, pero hay otra escena para descubrir si eres amante de cócteles, vinos y cervezas — si sabes donde dirigirte. ¿No sabes donde empezar? Aquí te presentamos con nuestra guía esencial a los bares limeños.

Carnaval Bar

El chef y mixólogo Aaron Diaz ha creado un circo de cócteles en este bar, ubicado en el vecindario de San Isidro. Aquí, cada cóctel tiene una copa especial y hay un chef de hielo. Sí, lo leístes bien. Diaz diseño el bar de largo tamaño para que funcionara como una cocina, con estaciones individuales para cada tipo de cóctel. La atención al detalle está aguda.

El menú de los cócteles es extensivo y asombroso, con cada opción más bien como una obra de teatro que un cóctel. El “Tomando de Van Gogh” se hace con Chivas, absinthe, Chartreuse verde, St. Germain y coñac de Jerez. Pero no pare allí. Se sirven en un bol cerámico, con un orbe de hielo con absinthe suspendida sobre ello. Se rompen el hielo en frente de ti, y mientras tomas el trago, empezarás a ver una versión de la obra “Starry Night” de Van Gogh en el bol.

Bitter Cocktail Club

Bitters
El dueño y los mixólogos están obsesionados con los bitters. (Foto: Eric Mohl)

Este club de cócteles es un “speakeasy” con actitud. No hay indicación de su ubicación. Tienes que revisar la página de Facebook para enterarte de la clave para entrar al club. Y solo sirven cócteles clásicos, así que, no vengas aquí si buscas algo novedoso. Como implica el nombre, los mixólogos y el dueño son muy amantes de los “bitters,” de los cuales hay mas de 100 detrás del bar.

Mayo Bar

Bar
Los dos chefs más famosos de Peru ya tienen su propio bar. (Foto: Eric Mohl)

Cuando los chefs peruanos Virgilio Martínez y Pia León se mudaron su aclamado restaurante, Central, a un lugar nuevo, amplio, y bien chic en el vecindario limeño de Barranco, también incorporaron un bar. Mayo Bar es un espacio sofisticado, caluroso y sexy, con un largo bar y bastante espacio para sentarte con muchos nichos íntimos.

Tomando una página de Central, donde se organizan los menús por altitud y ecosistema, el menu de cócteles se organiza por Mar, Costa, Ándes, y Amazonas. El “Mil”, por ejemplo, está nombrado por el restaurante en los Ándes, y se destaca por el licor local Caña Alta, infusionado con hierbas andinas y sal de los saleros locales.

También ofrece un menu de comida del bar (también organizado por las mismas categorías geográficas), así que puedas disfrutar de una bocadito de la cocina de Central o de la cocina de Kjolle, el nuevo restaurante de Pia (el cual se ubica arriba del bar). Si quieres un cóctel rápido, vete a otro bar. Este lugar es para detenerte por un buen rato.

Juanito de Barranco

Juanito de Barranco
A veces, lo que más quieres es un bar sin pretensiones. Si te sientes así, dirígete hacía Juanito de Barranco. (Foto: Eric Mohl)

Juanito de Barranco (simplemente llamado Juanito’s por los locales) es el tipo de bar que es difícil de encontrar hoy en día. A cargo de la misma familia por casi un siglo, este bar atrae los políticos, los artistas, los locales, y los viajeros con sus cócteles baratos (pide un chilcano, no un pisco sour) y sus sándwiches.

Hay conversaciones amenas, con frecuencia hay músicos que ofrecen una canción, y si hay un juego de fútbol, puedes estar seguro que los hermanos (que se encuentran detrás del bar todos los días) estarán disfrutando del juego, estrenado en una televisión masiva.

Antigua Taberna Queirolo

Infusiones
Infusiones de uña de gato, canela y hoja de coca están entre los ingredientes usados para tragos en este bar. (Foto: Eric Mohl)

Esta taberna, ubicada en el vecindario limeño de Pueblo Libre, es otra clásica, con pisos de madera, fotos en blanco y negro, un laberinto de salones grandes y el ambiente que solo se logra a través de una larga historia.

El bar sirve piscos y vinos hechos por los Queirolo, junto con comida peruana tradicional: ceviche, sopas, ají de gallina y mas. Aún si piensas que estás aquí para un trago rápido, la atmósfera te puede mantener cautivo por horas.