Cultura + Estilo

La diseñadora de moda puertorriqueña, Margarita Álvarez

Margarita Álvarez, finalista de “Project Runway”, fue la primera mujer puertorriqueña en presentar sus diseños en la Semana de la Moda de Nueva York. Álvarez mostró una pasarela espectacular, con mezcla de estampados audaces emblemáticos, y una intervención inolvidable: el momento en que su curvilínea modelo rompió su falda e irrumpió en la pasarela en traje de baño, recibiendo el aplauso de la concurrencia.

Platicamos con ella sobre los altos y bajos de “Project Runway”, sobre la forma en que está ayudando a que la industria de la moda resurja en la isla y cómo es trabajar con el ícono de la moda Tim Gunn.

¿Qué la inspiró para convertirse en diseñadora?

Mi padre era arquitecto y siempre sentí curiosidad sobre cómo se construían o se hacían las cosas. La forma en la que dibuja algo en un papel y luego se convierte en un elemento de tres dimensiones, eso era lo que me parecía tan interesante. No crecí dentro del ámbito de la moda, era un marimacho, me gustaban los deportes y siempre vestía mi uniforme y tenis. Creo que fue la curiosidad lo que despertó mi interés en la moda: ¿por qué la gente se obsesiona con Vogue? ¿Qué es lo que tiene la moda?

Empecé a leer sobre moda y cómo la antigua costura era realmente escultural, se podría decir que casi se aplicaba la arquitectura en la confección de prendas. Me gustaba dibujar ropa porque las ilustraciones son muy fluidas y hermosas a la vista. Todos estos intereses dieron forma a una carrera.

¿En qué forma el haberse criado en Puerto Rico influyó en su estética?

Cualquier persona que visite Puerto Rico entenderá inmediatamente el por qué nos encantan los colores. Crecer rodeada de un panorama realmente exuberante como el de este país, hay plantas por doquier, pájaros silvestres, colores brillantes. El arte imita la vida o la vida imita el arte. Esto es sumamente notorio cuando visita el Viejo San Juan, donde cada edificio tiene un color diferente, es como una hermosa caja de crayones.

De alguna manera, la mezcla de todos los colores funciona, y siento que mi trabajo es muy similar a eso. La combinación de estampados y colores inesperados, y funciona, es como la vida.

A usted le gusta crear un impacto, Tim Gunn era un fan de sus piezas de impacto e hizo uso de su “Tim Gunn te salva” (“Tim Gunn Save”) para evitar que se fuera a casa. ¿Cómo es trabajar con él?

Diseñadores
El diseñador Tim Gunn con Álvarez en Viejo San Juan. (Foto cortesía de Margarita Álvarez)

Todo el mundo estaba realmente deslumbrado con Heidi [Klum], pero yo admiraba a Tim Gunn. Siento un gran respeto por quienes se dedican a enseñar y para mí este hombre es el epítome del mentor. Sostener una conversación frente a frente con él a diario me hizo sentir muy afortunada. Honestamente me sentí conectada después de que me salvó.

¿Qué otros momentos buenos y difíciles vivió durante la filmación de ‘Project Runway’?

Ganar el reto de J.C. Penney fue un momento grandioso porque alguna vez trabajé para esa compañía, pero eso no era para mí, creo que no estoy hecha para trabajar en el mundo de las grandes corporaciones. Por eso haber ganado se sintió tan bien. Quiero llegar a una audiencia más amplia. Un momento realmente sensacional: un diseño creado por mí, llevado a más de 100,000 tiendas en los Estados Unidos. No creo que pueda haber un premio mejor.

¿El huracán María cambió el enfoque de su trabajo? Ahora trabaja con Retazo, una nueva empresa que busca desarrollar la fabricación de moda sustentable.

Margarita Álvarez
Álvarez en el trabajo. (Fotografía cortesía de Margarita Álvarez)

Siempre he tenido interés en reactivar la industria de la moda local en Puerto Rico. En las décadas de los cuarenta, cincuenta y sesenta, la fabricación de prendas y textiles en la isla estaba en bonanza; sin embargo, cuando los costos de fabricación se elevaron, las fábricas empezaron a cerrar y se contrató a los chinos. Las pocas fábricas que quedaron siguen activas.

El objetivo de Retazo es ayudar a los diseñadores locales a conectarse con estas fábricas y a actualizar sus diseños y estándares de fabricación y, si aún no cuentan con sistemas digitalizados, ayudarles a obtenerlos. Es realmente genial que entidades sin fines de lucro surjan de nuestra necesidad de fabricar a nivel local. Traerá más oportunidades de empleo y hará que la fabricación sea menos costosa, lo que a su vez hace que sea menos oneroso vender a precios minoristas.

¿Desea abrir también una tienda en San Juan?

Vendo online y funciona bien, pero me gustaría más bien abrir una sala de exposiciones, no una tienda. La venta minorista está cambiando; sí deseo abrir una tienda, pero me gustaría que fuera más bien una experiencia. Hay un establecimiento en Nueva York, STORY, y me encanta lo que hacen. Cada cierto tiempo preparan un estilo diferente, y traen diferentes diseñadores y artistas. Eso es lo que estoy pensando hacer aquí.

Sería grandioso complementarlo con otros diseñadores locales, como esta mujer con la que fui a la universidad que fabrica alpargatas de piel hechas a mano. Me encantaría exhibir su trabajo, por ejemplo; o este diseñador que hace anteojos personalizados para que el cliente disfrute de una experiencia completa o, si se trata de un turista, recibe una sensación real del diseño local.

¿Cómo describiría el estilo de San Juan?

Modelos
Una de sus modelos en la pasarela. (Foto cortesía de Margarita Álvarez)

Obviamente la comodidad está en el primer lugar. El clima de este lugar es muy cálido, realmente húmedo. La gente viste pantalones cortos y vestidos de tirantes de algodón, cualquier tela que permita la respiración natural. Les encanta usar colores y estampados, estos se ven bien tanto en la playa como en la calle. La moda masculina es también genial. Muchos hombres usan camisas con viejas imágenes tropicales, estilo Magnum, se podría decir, pero con una especie de vibra veraniega. Sencillo y casual, así es el ambiente aquí siempre.

Por la noche, a las mujeres les gusta arreglarse; tal vez se deba a que todo el entorno aquí es hermoso, y uno quiere lucir bien. Todo se ve bien aquí, sea lo que sea que use, donde quiera que esté, si toma una fotografía, esta será espectacular.