Parejas + Familia

¿Actividades para niños en Río de Janeiro? ¡Conócelas acá!

Rio de Janeiro se considera principalmente un lugar de diversión para adultos, gracias a su atmósfera carnavalesca y su épica vida nocturna. Lo que a menudo se olvida es que la Ciudad Maravillosa tiene mucho que ofrecer también a los niños. Los días soleados en los que se pueden construir castillos de arena y chapotear en las extensas playas de Río suelen ser más que suficientes para entretener a sus pequeños; no obstante, si miras un poco más allá encontrarás una cantidad de actividades aptas para niños por toda la ciudad.

Desde un punto de vista cultural, los brasileros adoran a los niños y reciben con gusto a los pequeños en restaurantes, espectáculos y tiendas. Reúna a toda la familia y vayan a disfrutar de nuestras actividades aptas para niños preferidas en Río de Janeiro.

Naveguen por el lago en un bote de remos

A los niños (y a los padres) les fascinan los botes de cisne de la Lagoa. (Foto: Alamy)

 

La Lagoa Rodrigo de Freitas es, sin duda, uno de los paseos costeros más pintorescos de Río de Janeiro. El sendero para caminar y andar en bicicleta en los alrededores del lago lo han convertido en un sitio de recreación favorito tanto para los lugareños como para los turistas. Además de alquilar bicicletas también se pueden alquilar botes de remo de plástico con forma de cisne, bastante cursis, y flotar por el lago mientras se disfruta el maravilloso paisaje. Haga planes para un picnic y una tarde de paseo en los alrededores de la Lagoa.

Vía peatonal de los domingos en la Avenida Atlântica de Copacabana

Los domingos, camine a gusto por la Avenida Atlántica. (Foto: Alamy)

 

Cada domingo, la Avenida Atlântica cierra sus 2 millas y media de carriles para automóviles a lo largo de la icónica rambla de baldosas blancas y negras de la playa de Copacabana para permitir a los peatones correr, patinar, andar en bicicleta o simplemente caminar por la costa al ritmo relajado de la localidad. Vea representaciones artísticas callejeras, escuche música o coma algo de lo que ofrecen los vendedores ambulantes. A lo largo del camino encontrarás juguetes en los que los pequeños pueden montarse, autitos para empujar y pedalear y bicicletas en alquiler para los niños, además de bicicletas para varias personas en las que puede andar toda la familia.

Planee pasar todo un día en Rio Water Planet, en Barra

El vecindario Barra da Tijuca, de Río, es popular entre las familias de la localidad gracias a sus playas más tranquilas, sus centros comerciales y el fantástico parque acuático Río Water Planet. Con 42 atracciones acuáticas, varios restaurantes y espectáculos diarios, es el parque acuático más grande de América Latina. Un paseo por el parque mantendrá entretenidos a todos, desde bebés hasta adolescentes, en especial en los días más calurosos de Río: ¡recuerde usar bloqueador o pantalla solar resistente al agua!

Vea monos y tucanes en el Jardín Botánico

Eche un vistazo a las orquídeas y demás ejemplares de flora en el Jardín Botánico. (Foto: Alamy)

 

Fundado en 1808 por el rey portugués Juan VI, el Jardín botánico de Río presenta más de 6,000 especies distintas de plantas y árboles tropicales y subtropicales, incluyendo 900 variedades de palmeras. El jardín alberga a 140 especies de aves; muchas de ellas se acostumbraron a los seres humanos, lo que hace que sea mucho más fácil ver al halcón de cuello blanco (una especie endémica en peligro de extinción) aquí que en estado salvaje. Los hermosos jardines son muy agradables para pasear con los niños; encontrará divertidas sorpresas como monos capuchinos, monos tití con orejas peludas y carpinchos que deambulan por el lugar deleitando a los pequeños amantes de los animales.

Zambúllase en el acuario de Río

Vea las cosas divertidas que hay debajo del agua en AquaRio. (Foto: Alamy)

Como cualquier ciudad, Río tiene días lluviosos. Afortunadamente hay muchos museos y galerías para visitar, pero el que dejará a los niños con la sensación de estar al aire libre mientras están bajo techo es AquaRio, el acuario más grande de América del Sur. Inaugurado en 2016 en la zona portuaria de la ciudad, la inmensa estructura de cinco pisos alberga a más de 350 especies diferentes de animales marinos. Un túnel de vidrio de 68 pies se abre camino por debajo del agua, ofreciendo a los visitantes una experiencia de inmersión prácticamente real. ¿Tienes una tarde libre? Los niños de seis años en adelante, junto con sus padres, pueden incluso pasar la noche como parte del programa “Dormir con los tiburones” del acuario.

Parques y patios de juegos

En Río de Janeiro hay muchas plazas y parques de vecindario con zonas de juego para niños. Una de las plazas más encantadoras con espacio para niños es la Praça Nossa Senhora da Paz en Ipanema. El parque es popular entre muchas familias locales y es fácil llegar a él dada su proximidad con la Línea 4 del metro. Los niños pueden explorar un área de juegos con columpios y toboganes, y además hay mucho espacio para que corran, anden en bicicleta o jueguen al fútbol.